Alberto Martínez (Desnivel-SUA) califica de “atentado a los descubridores de las regiones altas aragonesas” a toponimia tradicional

sua

Alberto .dcha en la presentación con uno de sus libros para ed. SUA

A lista con os nombres tradicionals d’os 160 tresmils d’o Pirineo aragonés ha cumpliu 1 anyo. Si en una primera presentación fació bullir os comentarios mas intransichents…dimpués d’un anyo as criticas continan dende os sectors mas reaccionarios.

Escritors de montanya como Alberto Martínez ya i son feitos a ista intransichencia; dende espacios habituaus a no respectar a toponimia tradicional aragonesa, ni as suyas luengas propias; Desnivel, Grandes Espacios, Heraldo de Aragón, Heraldo Huesca, Diario de Levante, El Mundo de los Pirineos, SUA, FAM, …

No ye que nos sorprendamos, pero sí que nos ha feito honra pa refirmar-nos en a ideya d’ista neo-elite cultural, que mira de tener a montanya como un parque d’atraccions, con vía ferratas, hotel-cubilars pa turistas, estacions d’esquí, … sin fer mica atención a la chent que tradicionalment i ha viviu y vive.

No ye de difícil trobar a tipica oratoria sin sensiblidat, d’un guía de montanya u guarda de cubilar, negando a existencia de l’aragonés y/u catalán. Prou que tamién a pertenencia d’a toponimia a ixe dominio lingüistico.

Pa Alberto Martínez as tucas aragonesas han estau agora disvrazadas cometendo un “atentado a la memoria de los descubridores de las regiones altas aragonesas, el conjunto de apellidos de conquistadores ha sido suprimido (Ramond, Russell, Brulle, Le Bondidier, Beraldi,…) y desposeídos de sus picos”.

Seguntes Alberto a unica razón ye que “os nacionalistas están fuertes tras los montes” (no sabemos si se refiere a ixos nacionalistas que “conquirioron” as montanyas fa bellas decadas u a los que modifican os nombres día par d’atro en os medios de comunicación). Manimenos, os montanyeros (istos que no se’n han feito mientres decadas por saber cómo charra a chent que vive en ixas montanyas) continarán clamando a las montanyas como ells quieran.

Pa forro bota, Alberto augura una baixada en o turismo (de qué nos suenan istos augurios entre la chent contraria a las luengas minorizadas?!) dende Francia, “tot y que os franceses nunca no han mirau de sacar toponimia tan hispana como “Luz” en a Bigorra occitana!!

Pa rematar, fa mención a clubs tant prestichiosos como Peñalara (Madrit), que seguntes Alberto “estió creyau precisament con l’obchetivo d’amillorar a vida d’os/as montanyeses/as”. O club Peñalara, se basa antimás en declaracions d’a Fed. Aragonesa de Monaña, pa reafirmar-se en lo innecesario d’iste cambio, basando-se en una falta de requesta por parti d’os montanyeses/as. Como si as Vías Ferratas, os Pantanos, as Leis de Caza, de Depuración d’auguas u de Medioambient, … si que’n estasen.

Tipicas sincusas y declaracions de clubs de montanya que nunca no han feito cosa por a vida d’os montanyeses, que han “arrasau” a cultura popular d’un pueblo y que no han prestichiau como cal as luengas propias d’Aragón. En brincar a buega navarra y catalana, a diferencia ye remarcable en iste aspecto.

https://blogs.desnivel.com/albertomartinez/2018/07/07/la-teta-de-la-guajira/

(cas) Alberto Martínez (Desnivel) califica de “atentado a los descubridores de las regiones altas aragonesas” a toponimia tradicional

La lista con los nombres tradicionales de los 160 tresmiles del Pirineo aragonés ha cumplido 1 año. Si en una primera presentación hizo hervir los comentarios más intransigentes…después de un año, las críticas continúan desde los sectores más reaccionarios.

Escritores de montaña como Alberto Martínez ya están acostumbrados a esta intrasigencia; desde espacios que no suelen respetar la toponimia tradicional aragonesa, ni las lenguas propias; Desnivel, Grandes Espacios, Heraldo de Aragón, Heraldo Huesca, Diario de Levante, El Mundo de los Pirineos, FAM, …

No es que nos sorprendamos, pero sí que nos ha servido para apoyarnos en la idea de esta neo-elite cultural, que intenta tener la montaña como un parque de atracciones, con vía ferratas, hoteles-refugios para turistas, estaciones de esquí, … sin prestar nada de atención a la gente que tradicionalmente ha vivido allí y vive.

No es de difícil encontrar la típica oratoria sin sensibilidad, de un guía de montaña o guarda de refugio, negando la existencia del aragonés y/o

catalán. Por supuesto que también la pertenencia de la toponimia a ese dominio lingüístico.

Para Alberto Martínez las cumbres aragonesas han sido ahora disfrazadas cometiendo un “atentado al recuerdo de los descubridores de las regiones altas aragonesas, el conjunto de apellidos de conquistadores ha sido suprimido (Ramond, Russell, Brulle, Le Bondidier, Beraldi,…) y desposeídos de sus picos”.

Según Alberto la única razón es que “los nacionalistas están fuertes tras los montes” (no sabemos si se refiere a esos nacionalistas que “conquistaron” las montañas hace algunas décadas o a los que modifican los nombres día sin otro en los medios de comunicación). No obstante, los montañeros (estos que no se han preocupado durante décadas por saber cómo habla la gente que vive en esas montañas) continuarán llamando a las montañas como ellos quieran.

Para colmo, Alberto augura una bajada en el turismo (de qué nos suenan estos augurios entre la gente contraria a las lenguas minorizadas?!) desde Francia, “a pesar de que los franceses nunca han intentado quitar toponimia tan hispana como “Luz” en la Bigorra occitana!! Para terminar, hace mención a clubes tan prestigiosos como Peñalara (Madrid), que según Alberto “fue creado precisamente con el obchetivo de mejorar la vida de los/las montañeses/as”. El club Peñalara, se basa además en declaraciones de la Fed. Aragonesa de Monaña, para reafirmar-se en lo innecesario de este cambio, basándose en una falta de demanda por parte de los montañeses/as. Como si las Vías Ferratas, los Pantanos, las Leyes de Caza, de Depuración de aguas o de Medioambiente, … sí que lo fueran.

Típicas excusas y declaraciones de clubes de montaña que nunca han hecho nada por la vida de los montañeses, que han “arrasado” la cultura popular de un pueblo y que no han prestigiado como es necesario las lenguas propias de Aragón. Una vez saltamos la frontera navarra y catalana, la diferencia es palpable en este aspecto.

https://blogs.desnivel.com/albertomartinez/2018/07/07/la-teta-de-la-guajira/

(cat) Alberto Martínez (Desnivell) qualifica de “atentado a los descubridores de las regiones altas aragonesas” a toponímia tradicional

La llista amb els noms tradicionals dels 160 tresmils del Pirineu aragonès ha complert 1 any. Si en una primera presentació va fer bullir els comentaris més intransigents … després d’un any, les crítiques continuen des dels sectors més reaccionaris.

Escriptors de muntanya com Alberto Martínez ja estan acostumats a aquesta intrasigencia; des d’espais que no solen respectar la toponímia tradicional aragonesa, ni les llengües pròpies; Desnivel, Grandes Espacios, Heraldo de Aragón, Heraldo de Huesca, Diario de Levante, El Mundo de los Pirineos, FAM, …

No és que ens sorprenguem, però sí que ens ha servit per recolzar-nos en la idea d’aquesta neo-elit cultural, que intenta tenir la muntanya com un parc d’atraccions, amb via ferrades, hotels-refugis per a turistes, estacions d’esquí, … sense prestar gens d’atenció a la gent que tradicionalment ha viscut allà i viu.

No és de difícil trobar la típica oratòria sense sensibilitat, d’un guia de muntanya o guarda de refugi, negant l’existència de l’aragonès i / o català. Per descomptat que també la pertinença de la toponímia a aquest domini lingüístic.

Per a Alberto Martínez cims aragoneses han estat ara disfressades cometent un “atentado al recuerdo de los descubridores de las regiones altas aragonesas, el conjunto de apellidos de conquistadores ha sido suprimido (Ramond, Russell, Brulle, Le Bondidier, Beraldi,…) y desposeídos de sus picos”.

Segons Alberto l’única raó és que “els nacionalistes estan forts després les muntanyes” (no sabem si es refereix a aquests nacionalistes que “van conquerir” les muntanyes fa algunes dècades o als que modifiquen els noms dia sense altre en els mitjans de comunicació). No obstant això, els muntanyencs (aquests que no s’han preocupat durant dècades per saber com parla la gent que viu en aquestes muntanyes) continuaran trucant a les muntanyes com ells vulguin.

A sobre, Alberto augura una baixada en el turisme (de què ens sonen aquests auguris entre la gent contrària a les llengües minoritzades ?!) des de França, “tot i que els francesos mai han intentat treure toponímia tan hispana com” Luz”a la Bigorra occitana !!

Per acabar, fa esment a clubs tan prestigiosos com Peñalara (Madrid), que segons Alberto “va ser creat precisament amb el obchetivo de millorar la

vida dels / les muntanyencs / es”. El club Peñalara, es basa més en declaracions de la Fed. Aragonesa de Monaña, per reafirmar-se en l’innecessari d’aquest canvi, basant-se en una falta de demanda per part dels muntanyencs / es. Com si les Vies Ferrades, els pantans, les Lleis de Caça, de Depuració d’aigües o de Medi Ambient, … sí que ho fossin.

Típiques excuses i declaracions de clubs de muntanya que mai han fet res per la vida dels muntanyencs, que han “arrasat” la cultura popular d’un poble i que no han prestigiat com cal les llengües pròpies d’Aragó. Un cop vam saltar la frontera navarresa i catalana, la diferència és palpable en aquest aspecte.

https://blogs.desnivel.com/albertomartinez/2018/07/07/la-teta-de-la-guajira/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s